jueves, 10 de octubre de 2013

Como armonizar una melodía (Ej. #1)

Tomemos como ejemplo esta melodía:




Lo primero elegiremos la tonalidad más lógica que este caso es muy clara, al aparecer el la# y empezar y terminar con la nota si.
Viendo el contorno de la melodía, intentaremos buscar una linea para el bajo que sea lo más contrapuntística posible, es decir, como nuestra melodía es ascendente hasta el compás #3 nuestro bajo  deberá ser descendente en esos dos primeros compases. Una vez alcanzado el clímax con el la nota sol nuestra melodía busca de nuevo la tónica mediante un descenso paulatino, de la misma forma, nuestra linea del bajo irá buscando el acorde de dominante en estado fundamental, como acorde estructural para en el último compás terminar con la Cadencia Autentica Perfecta.

Podría quedar esta linea de la siguiente manera:





La elección de los acordes no ha sido con una idea "armónica", es decir, buscando las funciones más lógicas entre fundamentales. El movimiento contrapuntístico ha ido "decidiendo" una armonía y solo en el último compás, he buscado el acorde de dominante intencionadamente para resolver a la tónica menor.
Es interesante mencionar el acorde sobre el séptimo grado "no alterado" del compás #1. Este acorde podría armonizarse de dos formas; con el acorde de La mayor (bVII) o con el acorde de Fa# menor, (dominante modal). Vean los ejemplos:

 


De todas formas la armonía tonal más lógica es utilizar el dominante en el segundo acorde, ya que, lo que nos interesa al principio es consolidar la tonalidad:




En compás #2 aparece claramente una armonía de Re mayor (relativo mayor) producido por el movimiento contrario entre las voces de la soprano y el bajo. Así que el acorde del segundo tiempo podría armonizarse tanto con un Mi menor como con el acorde del segundo grado Do# disminuido:





Otra opción sería armonizar el primer acorde con la armonía de Sol mayor para después utilizar el dominante secundario A7 para ir a Re mayor (relativo mayor). Esta opción daría más variedad armónica al utilizar el acorde de Sol mayor como subdominante pareciendo una tonicalización a Re mayor. Quedaría así:




En el compás #3 se armonizaría con los acordes de Mi menor y Sol mayor (tonalidades vecinas y su relativo) aprovechando el acorde de Re mayor. 




Para darle más énfasis a la llegada del Mi menor se podría sensibilizar el Re con el acorde de Re# disminuido, el do natural formaría la disonancia de séptima disminuida y resolvería como toda disonancia descendiendo por grado conjunto. La corchea del tenor nos sirve para evitar el salto de quinta disminuida (Fa#-Do).
Al final del compás también evitamos las quintas seguidas armonizando el ultimo tiempo con el acorde de Sol mayor en primera inversión. 




En los dos últimos compases, antes de la Cadencia Perfecta del final, la armonía podría utilizar algunos acordes disminuidos, dominantes de Re mayor como es el Do# disminuido y de La mayor como és el Sol# disminuido. Ambos resuelven no en su tónica sino en su relativo, haciendo una Cadencia Rota. Para finalizar aunque la nota Do# podría armonizarse con el subdominante (Do# menor) es preferible la utilización del acorde de dominante en el tiempo fuerte para darle solidez a la cadencia y que resulte un final más consistente. Quedaría de la siguiente manera:




Para evitar las quintas seguidas en los compases #4 y #5 hemos dirigido el bajo hacia la sensible quedando el acorde de dominante en primera inversión. El acorde de Sol# disminuido cambia también su inversión quedando en estado fundamental. Así, logramos neutralizar el sexto grado alterado con el séptimo y evitar las quintas seguidas que habían en un primer momento.




El ejercicio completo podría quedar así: