lunes, 17 de junio de 2013

Como crear una canción

Hoy quiero escribiros de como hacer una canción con una letra que nos guste. He escogido unos versos de Miguel Hernandez:

1. El primer paso será buscar una rítmica, lo más coherente posible a los versos, células motívicas repetidas, que vayan creando, un "tema", de momento, un "tema rítmico".
Si analizamos todos los versos, nos damos cuenta que son heptasílabos, regulares desde el principio hasta el final. (Esto, veréis como nos va a ayudar muchísimo a la hora de encontrar esta melodía para la canción). Así lo que haremos será, encontrar con los acentos de las palabras un "rítmo posible". Por supuesto que podrían ser muchísimos, y se trata, de buscar uno de ellos.
Nuestro verso comienzan en una palabra llana que obligaría a empezar en un tiempo fuerte (tético). Fuerte son las sílabas "Di", "des", "llá" y "ba".





2. He intentado conseguir una melodía de 4 compases, por tener un fraseo también regular. Después de esto, seguiríamos de la misma manera con el resto de poesía. 
Utilizando en cada sílaba una nota, conseguiremos una canción mucho más sencilla, aunque no es la única manera, como veremos mas adelante.





3. Con este rítmo podría salir una melodía como esta, que se podría armonizar de una manera sencilla con los acordes de F-Cm7-Eb-F. Un ritmo armónico de dos compases, siguiendo la regularidad de la estructura. La utilización del dominante menor (escala mixolídia con el séptimo grado rebajado) le dará a la canción un carácter  modal. 







Así sonaría:




Después de este ejemplo, vamos a darle otro ritmo y estilo a nuestra canción. Lo vamos a realizar siguiendo otra estrategia. Con una armonía preparada (una rueda de acordes muy típica I-IV-I-V-IV-I), vamos a moldear nuestra melodía y reconvertirla a otro estilo:




Hemos tenido que readaptar la melodía, aunque hemos intentado conservar sobre todo, el contorno melódico del principio para seguir con la misma idea.
Esta rueda armónica de 12 compases nos ha obligado también a acelerar la segunda parte de la canción para cuadrarla en los compases deseados. Este aceleramiento melódico en el final nos sirve no solo para cuadrar la letra sino para darle a la canción cierto empuje.



Esta segunda opción he presentado un piano mucho más simple. La idea es que nos sirva de base rítmica, con la linea del bajo y un acompañamiento sencillo. A partir de esta conjunto base (piano-voz) podemos instrumentar para infinidad de conjuntos (conjunto rock, grupo de camara, orquesta, incluso el ejemplo que haré, una aula de música de primaria, con todo tipo de xilófonos, carillones, metalófonos, y flautas de pico.
De momento nuesta base de piano y voz, sonaría asi:




Y la posible instrumentación para nuestra aula de música podría ser esta (Flauta soprano, contralto, tenor y bajo, Lira, metalófono soprano, tenor y bajo, xilófono, vibráfono, voz, piano, batería y pandereta).












Si os ha gustado, acordaos de suscribirse a este blog.